EL VATICANO RECORDÓ A UNO DE LOS PAPAS MÁS QUERIDOS


02 abril 2019


Ciudad del Vaticano.- La Santa Sede recordó hoy al Papa Juan Pablo II a 14 años de su fallecimiento, resaltando cómo durante los casi 27 años de su pontificado, se convirtió en el "Papa peregrino" con 104 viajes apostólicos al extranjero, en los que fue defensor de la familia y amado por la juventud.

La Oficina de Prensa del Vaticano, a través de la agencia informativa Vatican News y la Agencia Católica de Informaciones (Aci Prensa), recordaron que este martes se conmemoran 14 años del fallecimiento de San Juan Pablo II, el Papa que estuvo al frente de la Iglesia Católica desde el 16 de octubre de 1978 hasta su muerte.

"Un día como hoy San Juan Pablo II partió a la Casa del Padre", tituló Aci Prensa el despacho para recordar a Karol Jozef Wojty?a, resaltar aspectos de su pontificado, el tercero más largo en los más de dos mil años de historia de la Iglesia Católica, y el momento en que el mundo conoció su fallecimiento.

"San Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005 a las 21:37 horas (locales), la noche previa al Domingo de la Divina Misericordia que él mismo instituyó y de la que fue muy devoto", indicó habiendo sido hijo espiritual de Santa Faustina Kowalska, la joven religiosa y mística polaca de la orden de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia.

Pocos minutos después, agregó, monseñor Leonardo Sandri, quien entonces era el Sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, anunció la noticia a miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro y el resto del mundo, que seguía las últimas horas del Juan Pablo II través de los medios de comunicación.

"Desde aquella noche hasta el 8 de abril, día en que se celebraron las exequias del difunto pontífice, más de tres millones de peregrinos rindieron homenaje al Papa polaco, haciendo fila, incluso por más de 24 horas, para poder acceder a la Basílica de San Pedro", rememoró.

Vatican News, por su parte, resaltó a la importante figura que fue en el Siglo XX, no sólo para la Iglesia Católica, sino para la humanidad, gracias a sus vicisitudes de pueblos y naciones, las familias, ancianos, y principalmente a los jóvenes, con quienes mantuvo una relación entrañable, que quedó grabada en la memoria de quienes vivieron tantas experiencias personalmente con él o a través de las imágenes ofrecidas por los medios de comunicación de todo el mundo.

"Tan grande fue su carisma e influencia que muchos de los niños nacidos en aquella época llevan su nombre", subrayó el reporte de Vatican News, en el que recordó cuando días antes de su solemne funeral, miles de fieles hicieron fila, acampado al aire libre, para pasar ante sus restos y darle el último adiós

Y de hecho, agregó, asistieron también más de setenta jefes de Estado y de Gobierno, junto a príncipes y otras autoridades mundiales. "Todos recuerdan el viento de aquel día, que movió las páginas del evangelio colocado sobre su ataúd en una Plaza de San Pedro, conmovidos y en silencio".

La agencia resaltó cómo pocas horas antes de su fallecimiento Juan Pablo II pidió que lo dejaran ir a la Casa del Padre y cuando días antes pidió escuchara las oraciones de la multitud que se reunía en la Plaza de San Pedro en aquel tiempo para velar por él.

"La congoja de los fieles alcanzó su punto máximo cuando impartió su penúltima bendición desde la ventana de su estudio con aquel conmovedor, y fallido, intento de pronunciar palabra...Volvería a asomarse el 30 de marzo para bendecir a la gente por última vez. Allí se comprendió que se trataba de la última aparición pública del largo y doloroso Vía Crucis con que concluyó su vida aquel 2 de abril", indicó.

El 28 de abril de 2005, Benedicto XVI dispensó del tiempo de cinco años de espera tras la muerte para iniciar la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II, beatificándolo el 1 de mayo de 2011 y casi tres años después, el 27 de abril de 2014, el Papa Francisco lo canonizó junto a San Juan XXIII.

Esta noticias se ha leído 13 veces