SU DUEÑA LO TRATA COMO SI FUERA UN NIÑO


15 abril 2019


Rubble, es un tierno gato que ha pasado sus tres décadas llevando una vida de gato, durmiendo, comiendo, durmiendo y comiendo. 

Su dueña, Michele, recibió este gato como regalo cuando ella cumplía 20 años en 1988, desde entonces han sido inseparables. 

Ella cree que el secreto de la longevidad de Rubble, es que ella no ha tenido hijos y le ha dado un cuidado especial.

“Es un gato encantador, aunque se puso un poco gruñón en su vejez”, dijo. 

Ella no quiere que su gato se vuelva famoso, pues no desea que sea molestado en su vejez. Rubble sufre de presión alta por lo que toma medicamentos. Su dueña asegura que en general está bien de salud. 

¿Sabías que el gato más longevo del que se tenga registro vivió 38 años y tres días? Se llamaba Creme Puff, nació el 3 de agosto de 1967, y vivió hasta el 6 de agosto de 2005. 


Esta noticias se ha leído 35 veces