30 noviembre 2020



COVID-19 Y LA OTRA PANDEMIA: CUBREBOCAS


Desde el principio de la pandemia del Covid-19 en México, han sido muy cuestionadas las disposiciones, políticas públicas y actitudes de la clase gobernante.

El poder ejecutivo, encabezado desde el propio presidente, pasando por su gabinete secretarial, el gabinete ampliado, los organismos especializados, direcciones operativas y los otros dos poderes: legislativo y judicial. En su gran mayoría, han tenido que acatar a regañadientes, las falaces y cuestionables desiciones del propio ejecutivo y de su 'alter ego', el científico Hugo López-Gatell.

Son tan fuertes estas contradicciones, que organizaciones normativas internacionales, como la Organización Mundial de la Salud -OMS, han cuestionado el mal manejo de la pandemia por las autoridades sanitarias mexicanas.

El principal factor de discordia, por mucho, ha sido la no disposición del uso obligatorio del 'cubrebocas'.

Desde el principio, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que ha venido respetando las medidas sanitarias y se encuentra bien de salud, siguiendo el tratamiento médico con pastillas luego del infarto que sufrió y, aunque reconoció que es hipertenso, sostuvo que no usa 'cubrebocas' porque no lo recomienda Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Hugo López-Gatell no lo sugiere ni lo usa frente al presidente, pero el subsecretario si lo usa en eventos donde no está el Mandatario.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, es otro funcionario que la mayoría de veces en las que está el Presidente no usa cubrebocas. Así se pudieran citar la mayoría de funcionarios.

A más de ocho meses del primer caso de Covid-19 registrado oficialmente en el país (marzo 2020), el uso del cubrebocas en el gabinete presidencial gana terreno a pesar de la renuencia del presidente López Obrador a utilizarlo de manera permanente como medida para aminorar el riesgo de contagio.

Al menos una docena de integrantes del gabinete legal y ampliado no utilizan cubrebocas cuando están junto al Mandatario o en eventos públicos, pero cuando no lo están sí lo portan.

En esas posturas contradictorias estamos, hasta llegar a las cifras actuales de afectados y fallecidos por el Covid-19, y ya iniciamos el mes de diciembre y seguimos sin entender por qué se resisten en reconocer que el uso de cubrebocas es importante y necesario, a la par que está incluido en una de las principales recomendaciones de la OMS y es generalizado su uso en los países más desarrollados.

Esta semana sufrimos una crítica muy lamentable, cuando la agencia Blomberg identificó a México, como el peor país en el manejo de la pandemia y el lugar más inseguro para sortearla, siendo México el lugar 53° de dichos países estudiados...

Este artículo se ha leído 28 veces