02 marzo 2021



EL ROBESPIERRE DE LA IV T...






 Pablo Gómez Álvarez, es el Presidente de la Comisión Instructora del Congreso de la Unión, para instrumentar el Juicio de Procedencia que podría terminar, con el fuero de aquellos personajes que lleguen a esta instancia. Es, al igual que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, uno de los políticos más honestos e incuestionables del sistema político mexicano.
 Destacó por su vertical militancia en las Juventudes Comunistas (JC), espacio de los incipientes cuadros del Partido Comunista Mexicano (PCM). Participó en esa etapa de su vida, en 1968 como dirigente del Consejo Nacional de Huelga de la UNAM, representando a la Facultad de Economía.
 Sobresalió de entre centenares de brillantes estudiantes, por su retórica y su solidez ideológica en una argamasa formada por maoístas, trotskistas, castro-guevaristas y demás variantes de una multifacética Izquierda mexicana que coexistía en la comunidad universitaria.
 Fue aprehendido en la Plaza de las Tres Culturas, luego de la masacre ordenada por el Presidente, Díaz Ordaz.
 Estuvo preso varios años en el Palacio Negro de Lecumberri.
 Él sí: ni se dobló ni se vendió.
 Siendo un problema para el gobierno de la República los estudiantes presos, que se convirtieron en presos políticos, fueron enviados al exilio con la tersa operación de Gutiérrez Barrios.
 Pablo, como se le conoce desde sus años mozos, salió rumbo a Alemania en donde continuó y concluyó sus estudios de Economía.
 Regresó a México algunos años después como Economista y se incorporó al PCM desde donde vivió las transformaciones en las cuales participaron los comunistas: PMS, PSUM, PRD y MORENA. En el PCM, ocupó diversos y altos cargos de dirección, como ser parte del Comité Central de su partido.
 Ha sido diputado federal, si mal no recuerdo cuatro veces, senador, y diputado local en la ciudad de México varias ocasiones. Sin duda, es el legislador mexicano que más veces ha subido a tribuna en aquellos diferentes parlamentos.
 Quienes sufrirán su juicio, deberán prepararse.
 Enfrentarán, al Robespierre de la IV T.

Este artículo se ha leído 113 veces