18 febrero 2021



LA CANALLA POLÍTICA FRONTERIZA


 La precandidatura del diputado reynosense de MORENA, Rigoberto Ramos, preocupó tanto a los panistas tamaulipecos que la administración estatal, empezó a operar con los métodos aviesos que caracterizan al Secretario General de Gobierno, Truco Verástegui. Compraron la precandidatura del morenista Armando Zertuche, para fracturar la unidad interna del lopezobradorismo local, al tiempo de pagar la propalación de rumores contra el aspirante más sólido y aventajado en la carrera por la candidatura morenista: el legislador Rigo. 

 El rumor, que los empleados de la Secretaria General del gobierno del estado consideran más “macizo”, es la especie de que “Rigo Ramos, irá por la alcaldía o por el PRD o por MC”.

 Esos intentos por socavar el poderío del morenismo que encabeza Ramos, es el reflejo de una precampaña a ras de suelo que el parlamentario ha instrumentado en la ciudad. Ha desplegado una actividad de solidaridad con las masas desprotegidas por el gobierno municipal y estatal, desde que en el verano se desbordaron los drenes de auxilio por las intensas lluvias e inundaron decenas de colonias marginadas. 

 Ramos, ha articulado un movimiento unitario para evitar escurrimientos de MORENA, sea quien sea el candidato. De esa actitud de caballerosidad política tienen noticia el CEN de esa organización política y el mismo delegado, Ernesto Palacios, que desde hace unas semanas trabaja en Tamaulipas para que los procesos de selección de candidatos sean tersos y sin turbulencias.

 La estrategia de el Truco, es socavar la base social de Rigo, para dejar el paso libre a Zertuche que sería un flan para el desarraigado y tristemente célebre panista, Chuma Moreno. El diputado federal del Partido del Trabajo, no sería la primera vez que serviría como esquirol político: ya en el pasado se llevó –asegura la voz pública en la ciudad– varias alforjas de billetes –fruto del diálogo con Tomás Yarrington– y algunos cargos en varias administraciones municipales priistas.

 Tan bien el fue a Zertuche, que no se le ha conocido trabajo honesto desde esa fecha en que cobró por sus servicios como parte de la canalla política fronteriza.

 La disyuntiva es tan real como evidente: Rigo, representa el triunfo; Zertuche, la derrota de MORENA, aunque él lo cantará como victoria…

 …que consolidaría, su entreguismo y traición, como sus empresas más florecientes.

Este artículo se ha leído 104 veces