05 junio 2018



NAYMA


La importancia de llamarse Nayma, ¿tendrá relación con el personaje del irlandés Oscar Wilde?, no lo sé, pero de una cosa estoy seguro, todos los candidatos parecen estar bailando la música que ella les pone y eso la vuelve mágica y sorprendente, ¡por dios! ¿¿Quién la asesora??

Un examen a prueba de drogas fue el primer campanazo, ni modo, el primer golpe lo dio ella, ¿quién le entra? Naaadie, y entonces su imagen empezó a crecer y le gustó, ahora ¿qué sigue? Un debate, sííííí, y volvió a hacer polvo a sus contrincantes, hasta el trágame tierra del IETAM se escuchó bien cerca de Palacio, tan cerca que Tania Gisela de plano le dijo que no iba a estar, con tal de que no fuera, lo que no sabía la consejera es que Nayma podría haber dormido en la esquina del 13 Morelos para conseguir lo que quería.

¿De niña sería hiperactiva? ¿De dónde saca tanta energía? La energía es lo de menos, la creatividad para estar siempre en el interés de la prensa es lo que me mantiene intrigado: el antidoping, el debate, la auditoría, la declaración patrimonial, el ¡no me voy a vender!, el sí declinaría, el yo no creo en las encuestas, o sea, todo tiene valor periodístico.

Y va sola por la banda ancha de un proceso electoral bien raro, donde el IETAM ya no sé cuantas veces ha cambiado de presidente, a modo de no sé quién, pero lo que ha hecho Nayma también los sacó de onda, porque ya no saben qué responder cuando les pregunta y ¿el debate como para cuándo? Esta chica los trae bien locos.

A Nayma sí la conozco, a Yahleel Abdala no, pero ambas se parecen mucho, son tan seguras de sí mismas, que el grado de confianza asusta a los demás. Por ejemplo la candidata al senado hizo huir a los demás candidatos, todos le sacaron la vuelta y ella ganó el debate, por default, ahora sólo espera ganar el primer domingo de julio.

Y Nayma sigue pareciéndose a Yahleel: el nombre por ejemplo, los dos son bien raros, jamás los había escuchado y no sé lo que significan, pero tienen un gran parecido: las dos son candidatas, las dos son mujeres, las dos han exigido un debate, las dos han metido en broncas a los organismos electorales.

Cuando todos creíamos que no habría debate, gracias a la indiferencia del IETAM, la Universidad del Norte, la de Chavira, dijo yo le entro, y parece que sí habrá show.

A Yahleel la dejaron como en las bodas de rancho, y hoy Nayma tocó ese tema, entonces le pregunté si corría el riesgo de quedarse vestida y alborotada, y me dijo que no, que esperaba ver a todos los candidatos ahí, bendita entre los varones.

Hoy creo que el concepto vestida y alborotada, resume el triunfo de quien hace el esfuerzo, de quien se prepara para el examen, de quien está por encima de los demás, después de todo si nadie va, quedará el recurso mediático de los medios de comunicación, todo es noticia, después de todo es un debate ganado por default.

 

Este artículo se ha leído 1409 veces