10 marzo 2016



Píldoras


Para las finanzas. El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció un ajuste al gasto en la Administración Pública Federal por 132.3 mil millones de pesos. Una medicina preventiva. Una vacuna. Equivale a 0.7% del PIB, y 2.7% de lo que se había programado en el Presupuesto de Egresos para este rubro. Se lo pregunté en entrevista, Videgaray aclaró que sí, que Hacienda avisa a las dependencias de la función pública que adiós a sus lujos: comidas, viajes, viáticos, hasta los servicios de telefonía. Los van a tener que pagar por su cuenta, de su quincena. Todas las secretarías de Estado sufrirán este apretón de cinturón como una medida extra que ayude a las finanzas del país. Los programas sociales y de inversión no serán afectados. Son las decisiones adecuadas, sin duda, para que la inflación se mantenga en niveles tan bajos como hasta ahora, y que usted y yo no resintamos el desplome del petróleo cuando vayamos a comprar el súper...

Para el derroche. Y si esa píldora le dan a la economía pública nacional, se han de haber tomado al menos una antiausteridad personajes como el diputado Felipe Félix de la Cruz, de Morena, quien a pesar de la austeridad que maneja el líder nacional de su partido, el mismísimo Andrés Manuel, tiene una debilidad: la ropa de diseñador. Los perredistas lo andan ventilando por el uso de pantalones Dolce & Gabbana, cuyo costo es alrededor de 45 mil pesos. Ojalá que un anuncio como el de Videgaray llegue pronto al Congreso; porque la retahíla de austeridad de López Obrador no le ha calado en lo más mínimo a uno de sus diputados (bueno, en realidad a varios).

Para la ignorancia. Quien sí sigue los pasos de AMLO al pie de la letra es la diputada local por Morena en Tabasco, Candelaria Pérez Jiménez, quien declaró que “los gays no deberían existir, la verdad, pero qué le voy a hacer. Eso no se puede...”. Sabemos que El Peje, a pesar de que se dice “de izquierda”, tiene una agenda muy cerrada, absolutamente conservadora (como del Yunque, más bien) con respecto a los temas de la agenda progresista. Sin embargo, sigue resultando insólito que aun así, su partido tenga espacios para legisladoras como ésta, aunque se deslinden de sus posturas políticas...

El papa Francisco, durante su viaje de regreso a Roma dijo: “Pablo VI, el grande, en una situación difícil en África permitió a las monjas usar anticonceptivos para casos en los que fueron violadas. Evitar el embarazo no es un mal absoluto”, refiriéndose a la anticoncepción como una píldora que, por lo pronto, permita combatir al zika. Así, muy a su manera de usar su mano izquierda (recordemos que ya una vez había dicho que “para ser buen católico no hay que tener hijos como conejos”), el Pontífice avala el uso de los métodos anticonceptivos.

Este artículo se ha leído 381 veces